El Cactus, el Burro, y la Siesta

La Verdad Acerca de Los Mexicanos

First Published in El Charal

 

Los gringos de Estados Unidos entienden México perfectamente: Todo mexicano vive sentado al pie de un cactus, en sombrero de charro, dormido, con su burro y tal vez una botella de tequila. Sí, todo mexicano. No hay mujeres en México, únicamente hombres, con burros.

Quizás exagero, pero no mucho. Aunque México sea de altísima importancia a EEUU, y aunque los dos compartan una frontera bien larga, el gringo promedio sabe menos que nada del país vecino. Digo “menos que nada” porque casi todo lo que cree saber es erróneo.

Por ejemplo, una estadounidense me preguntó, en serio, “¿Hay…hay caminos pavimentados en México?”

“No,” le dije. “Es que todos los mexicanos están dormidos en frente de sus cactus. ¿Por qué necesitan caminos?”

La ignorancia es atónita. Si se tratara de algún país pequeño en África, sería entendible pero, si mal no recuerdo, México no está en África. Sin embargo saben de México lo que saben de Kenya: nada.

Una y otra vez, me preguntan, “¿No es peligroso? ¿No tienes miedo?”

A veces, perdiendo mi paciencia, les digo algo como, “Sí, en mi calle hay balaceras todas las noches. El gobierno tiene camiones especializados para recoger los muertos.”

Muchísima gente al norte cree que no se puede comer nada aquí sin contraer alguna enfermedad grave, que el flu (influenza) “mexicano” está matando a miles de personas, que no hay hospitales. Lo creen, realmente. Una vez le dije a una gringa en EEUU que los médicos mexicanos curan sus pacientes sacrificando gallinas, y… ¡me creyó!

Si les digo a ellos que sí, se puede comer en México sin morir del cólera, que sí, hay teléfonos, e internet, y dentistas de primera, etc., dicen, boquiabiertos, “¿De veras?”

Esta estupidez me irrita, y soy gringo. Por supuesto los estadounidenses que viven aquí no tienen ideas tan imbéciles, y se ríen mucho de las fantasías del otro lado de la frontera.

Otra idea muy común al norte es que hay no más un que país al sur de Nuevo Laredo, y es México. Por supuesto hay Guatemala y Costa Rica, pero son México con nombres distintos. ¿Venezuela? ¿Argentina? Son México, con burros, sombreros de charro…. Adivino que tres cuartos de los estadounidenses no saben que en Brasil se habla portugués, y la posibilidad de que México no tiene nada en común con Bolivia no se les ocurre—porque no saben donde está Bolivia.

Lo preocupante para mí es que el gobierno gringo no parece saber mucho más que la gente común y corriente. La Secretaria de Estado es una ama de casa retirada que habla nada más inglés y nunca ha vivido fuera de EEUU. Los empleados en embajadas parecen más turistas que diplomáticos, viviendo en cotos cerrados con poco contacto con el país en el que están. Los coroneles gringos quieren cambiar las sociedades de naciones que no entienden en absoluto para hacerlos como EEUU. Que dios nos ayude.

Ya, basta. Ahora, como semi-mexicano por osmosis, voy al vivero para comprarme un cactusito, y buscar un burro….